lunes, abril 03, 2006

Tres poemas (un clavel rasguña..., bendito sea aquel..., se deslizan mis ojos...)



Los tres trabajos que están a continuación fueron escritos mucho tiempo antes de encontrar esta foto y fueron publicados en el Club de Lliteratura Erótica de Yahoo! (http://mx.groups.yahoo.com/group/literaturaerotica/message/1721) bajo el seudónimo de blues_obrero, con el título "Unos brotes de mi siembra"


- Uno -
un clavel rasguña
tu pezón,
tu cuerpo secreta aromas de cactus
y tus sombras caleidoscópicas
guían el camino hacia el confín del universo

las ratas
persiguen el camino
que indica tu dedo índice,
mientras el gato se emparenta con el canino

amanece por fin
y el paso de tu cuerpo por el mío
queda marcado a fuego
en las grietas de mi frente
(más amplia después de tu ataque)

esta tarde, al reencontrarse el sol con la luna,
volverán las espinas del rosal
a enterrarse en tus muslos
y mi cuerpo volverá a intentar
hacerte el mayor daño posible

mañana volveré a rescribir
aquello del clavel que rasguña tu pezón
y masticaré las hojas del frenético tabaco
consumido después de agotadas mis reservas
- Dos -

bendito sea aquel
que clavó por primera vez
su bandera
en lo más alto de tus pechos
y luego saboreó
el licor que manaba de tus poros...

bendito sea el que
voló por primera vez
desde tu ojo izquierdo
hacia tu ojo derecho
y luego profanó
tu virgen humanidad...

benditos sean todos
los que antes que yo
desabotonaron tus blusas
y te despojaron de las flores de las primaveras
de tu cuerpo
(también cuentan las hojas secas de tus otoños)...

bendecidos y maldecidos
deben andar todos por el mundo de
hoy, mientras seas bendita
tú hoy y mañana
(porque aún eres gusto de adultos
y mañana, con arrugas y menopausia, serás gusto de jóvenes)


- Tres -


se deslizan mis ojos
(ah!, cómo quisiera fueran
mis manos)
por tu espalda
y se posan en aquellas suaves
montañas
que coronan tus piernas

(mi mujer me mataría por estos y otros versos,
pensando en que fueron dirigidos a alguna en especial,
mas cómo me gustaría que entendiese
que lo mío es sólo el fluir de lo hormonal,
impreso en mi sangre
y en las siete letras
que conforman mi nombre y mis apellidos)

vuelvo a la carga
y penetro tu cuerpo
princesa, reina,
puta, rata imaginaria,
cactus en ciernes,
pezones envenenados,
sexo difuso y mil adjetivaciones más

0 Comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

Vínculos a esta publicación:

Crear un vínculo

<< Página Principal

ecoestadistica.com