martes, enero 17, 2006

Un poema para el año que se fue...

Este poema, que fue escrito hace ya algunos años, pero que bien puede ser laído ahora, debió ser publicado en este lugar a principios de año, pero por motivos de salud no pudo ser (pero a fin de cuentas aquí está)

p. d. para el año que se fue

te la debía, la post data, claro;
cómo no habría de hacerte una,
cómo no habría de escribirte las líneas que te debía,
que no te prometí,
pero que estaban allí
(presentes, etéreas, permanentes, sin fin)

la post data es un adiós camuflado;
entonces al grano, año viejo,
adiós;
llévate lo que sacaste del bolsillo del
cuerpo mío, cuerpo aterido y solo

adiós,
vete lejos, tan lejos como irse a la mierda, sí,
a la mierda vete con tu mierda

adiós,
también, a la que hizo sufrir a mi
fraterno hermano; que era mi otro yo escribiendo
sentado en el suelo (por un asunto místico, según entendí)

adiós,
pero que no es lo mismo que ir hacia
dios,
sí, adiós,
llévate esta post data (con la que,
estoy seguro, alguien se limpiará el culo
algún día), llévate las horas de espera
de la llamada que estaba atorada en
las líneas muertas de la cía. telefónica
que abastecía el sector de la espera, de la
espera, espera, pera, esfera (círculo,
círculo vicioso, círculo vicioso maldito,
maldito círculo vicioso, maldito y vicioso
círculo)

pero no te vayas aún (aunque ya te fuiste
hace horas), no te vayas, escucha mi adiós

adiós
sí, adiós, yo ya hice / hago lo mío (hay que
ganarse el día),
adiós
y cuando camines levanta
la vista, para que no caigas de boca al suelo

adiós
año, horas, días, humanos, animales, inhumanos,
tarados e imbéciles, femeninos y masculinos,
ángeles y demonios, adiós

adiós,
“hasta la vista baby”, nos vemos en roma

adiós,
llévate esta líneas y estos pensamientos,
mastúrbate con los recuerdos,
viólame en mi ausencia,
enjuíciame y condéname a caminar
detrás de mi sombra,
invítame a tomar café y hazme pagar la
cuenta,
engáñame y engáñate con la esperanzas,
introduce tus dedos en mi nariz y
derrama la mucosidad sobre los vidrios

“adiós
no es lo mismo que decir nos vemos”

ándate con cuidado, no vaya a ser que te apuñale
mi fantasma,
no vaya a ser que me apuñale tu fantasma,
no vaya a ser que me mandes a la cresta,
no vaya a ser que yo te mande a la cresta

adiós
año viejo,
nos vemos en la otra vida


teatinos, enero 02, 1998

0 Comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

Vínculos a esta publicación:

Crear un vínculo

<< Página Principal

ecoestadistica.com