jueves, diciembre 08, 2005

Acá está el poema... (y otro más)

...al que me referí en el escrito anterior, el título corresponde al poema 13 del año 1997.


13 / 97

Ella pidió un poema diario
y no sabe que a veces no me alcanza
ni para escribir la palabra
PAN.


Bueno, pero ese fue escrito, como ya ven, hace ocho años atrás, pero creo que no pierde vigencia.

Ahora trataré de escribir uno que esté de acuerdo a este presente...


(a Juanita Droguett)

Llueve sobre tus ojos pequeña mujer
de pelo incendiado,
llueve sin parar en la cuenca de tus mares
y el destino te espera impaciente tras cada día,
llueve porque tiene que llover no más
y el agua surca tu rostro de madre eterna
y me pides que entienda el torrente salado
que entregas a mi hombro y mi rostro,
pero que difícil es en estos días
detener la tormenta con mis manos...

Quizá un día entiendas que este fuego,
junto al fuego que ahogas en tu ser,
no tendrá ni el más mínimo control
e incendiará las páginas en blanco de esta historia,
para dar paso a un mundo en el que las mañanas
recordarán esta horas sólo como un mal juego,
sí, un mal juego (porque no en todos los juegos se gana,
te lo digo yo que sé de perder en muchos juegos)...

Pero por mientras el agua escurre
y los fuegos continúan arrasando los bosques
por debajo de la vista,
sólo nos queda esperar a que la tormenta amaine
y podamos ver, por fin, florecer el verdor
de tus verdes bosques
de muchacha sureña (fresca y humeante
como el pan recién salido del horno,
cantarina como el salto de agua que todavía no conozco,
fresca como la brisa que nos encontramos
un día del octubre reciente,
todas estas adjetivaciones y mil más)...

Pero por mientras...
toma mi mano para cruzar el canal que nos separa...

Ya viene otro mañana.





0 Comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

Vínculos a esta publicación:

Crear un vínculo

<< Página Principal

ecoestadistica.com