miércoles, diciembre 28, 2005

Hay días y noches…

...que son más importantes que otras. Es verdad que si no fuera por algunas personas, presentes en la actualidad, la navidad no tendría NINGÚN significado para mí, pero la cuestión es que hoy lo tiene. Pero creo que por sobre las festividades colectivas hay fechas que en lo íntimo son mucho más trascendentes y aquí estoy brindando por este día que nunca pensé que llegaría (al menos en esta forma y con esta soledad que suele acompañarme cada cierto tiempo)…

…¡Ah!, la soledad, el brindis con mi sombra (perpetua compañera), el helado trago que toca mi boca, el abrazo con mi sombra, la música de antaño que brota por los parlantes, el extrañar lo que quizá nunca más estará, el resentimiento permanente hacia esta vida (de la cual rescato algunas cosas: las palabras, mis poemas, mi sombra destartalada, mis recuerdos construidos a propósito para los arquitectos del futuro –los que así no tendrán acceso a mi realidad en su versión más pura)…

…Pero qué más da, un día sigue a otro sin importarle si río o lloro, sin importarle si extraño o deseo (total los días no entienden de metáforas ni de sueños, por ende tampoco entienden de sentimentalismos; pero en honor a la verdad, qué van a entender los días si pasan y vuelan como si nada, si en verdad sólo son la convención permanente con que medimos el paso del tiempo, pero hay que ver lo importantes que son cuando se trata de medir el tiempo en forma interna)…

…La canción de Leonardo Favio, que brota de los parlantes dice que
“mientras unos sufren,
otros son felices,
la vida es así,
hoy nos dice sí
y mañana no,
la vida es así;
quizá porque hay pobres,
quizá porque hay ricos,
la vida es así…
el mundo sigue girando, girando,
nadie lo puede parar,
las cosas siguen cambiando
y al final no será igual,
el mundo sigue girando,
las cosas siguen cambiando, cambiando…”
y en la simplicidad de esos versos se resume gran parte de la realidad (siento entonces la envidia de no haber sido yo quien escribiera aquellos versos y a mi mente se vienen atropellando las palabras que se guardan para los tiempos que alguna vez vendrán)…

…Sé lo que es la soledad, sé que algo más que un amigo que no está, que es mucho más que la muerte de una flor, que es más que el baile de los que sobran; por lo mismo sé que la soledad nunca morirá, que sobrepasará a las palabras que nunca diré, que siempre estará más allá de donde alcanzan mis dedos y mi vista…

…Y así empecé este día, que se suponía sería más importante que otros, brindando solo, bailando de memoria los bailes que sólo había bailado con alguien especial; así empecé este día, turbado por el alcohol mientras tecleo estas palabras y se arrancan (que mañana publicaré) y ya son las 04:30 horas y todo se acaba por el momento…

…Me abrazo y me digo: BUENAS NOCHES CAMPEÓN, AYER FUE UN DÍA Y MAÑANA SERÁ OTRO MÁS, buenas noches, buenas
noches
perdedor,
buenas y ánimo que ya es otro día...

0 Comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

Vínculos a esta publicación:

Crear un vínculo

<< Página Principal

ecoestadistica.com