domingo, diciembre 31, 2006

COGOLLITOS DE FIN DE AÑO (INCLUYE UNA CARTA A LOS AMIGOS)

No fue difícil parir estas letras, aunque en un momento pensé en cerrar el año con la entrega anterior, pero aquí están las últimas del año y espero que las disfruten, así como yo disfruté los dos recitales de Sabina y muchas cosas más; hubo otras que no me dejaron muy contento, pero en fin...
FELIZ AÑO NUEVO
En esta oportunidad el tema "La Flor Más Bella" de los argentinos Memphis La Bluera" (ya deben sospechar para quién está dedicado)




Powered by Castpost

Estas fotos fueron publicadas en la última edición de The Clinic de este año






De nuevo diciembre y sus fiestas de fin de año, con la carga emotiva (para qué mencionar las otras) que estas fechas traen... y aquí estuvimos de nuevo, preparándonos, corriendo para allá y para acá, comprando el regalito de última hora, escondiendo ciertas realidades con un dedo (como queriendo tapar el sol)....

pero bueno, qué va amig@s, otro año que se va, sin mayores aspavientos, aunque pasaron muchas cosas en él, tanto en el plano personal (respecto a cada uno) como en el plano colectivo; podría decir que en mi caso di el paso necesario para empezar el proyecto de vida que con esfuerzo y amor construimos a diario con mi amada mujer (Juanita) y los críos (Abril y Cristóbal), esto en el plano personal; en el plano colectivo en este año la muerte le ganó a la justicia, el Colo de nuevo campeón (y los malandras arrasando con todo lo que tenían a su paso con el pretexto de celebrar, 'utas la picantería pa' grande y más encima avalada por algunos), la "U" a Sociedad Anónima, el escándalo de Chile Recortes, Girardi en la mira, dos regiones nuevas (para que no digan que soy centralista), Fidel que no reaparece (eso, según U.S.A., tiene un olor a gladíolos que no se la puede, y bueno... tantas cosas más que lo personal se ve empequeñecido, al menos pareciera eso, pero la verdad es que ocupo esos sucesos colectivos para dejar en el plano privado esas cositas que nos alegran a nosotros y los más cercanos...

De nuevo diciembre y este año de estudios y una licencia de cinco meses me pilló y no alcance a escribir mucho, o al menos nada digno que compartir con Ustedes, pero quiero que sepan que, a pesar de tener diferencias (con algun@s de mis seres queridos, inclúyanse en eso) en cuanto a los conceptos que nos mueven en este día tan especial para la humanidad, hoy les recuerdo desde la quietud del espacio en que vivo, y que si les llegó este correo es porque siguen presentes a pesar del tiempo y la distancia, si les llegaron estas letras es porque en algún rincón del planeta hay alguien que les recuerda en algún momento (el solo hecho de que estén leyéndolas ya los hace trascendentes e importantes en la vida, porque pudimos haber rozado nuestros hombros en el rápido caminar de la vida y no habernos percatado que existíamos, pero no fue así, en algún momento hicimos un alto en el camino y nos reconocimos como dignos l@s un@s de l@s otr@s y construimos ese pedacito de historia que de una u otra forma ha sido colectiva)...

Por todo el cariño recibido y por el entregado, cuando hayan recibido sus presentes, o colocado al niño Jesús en el pesebre, o descorchen un vino, o realicen cualquiera de esas actividades propias de estas fechas, recuerden que no están solos, que siempre hay alguien que les tiene en sus oraciones o en sus reivindicaciones (depende del cristal con que se mire) y háblenles a los suyos de los sueños que tuvimos alguna vez y de lo hermosa que era nuestra vida (a veces sin un cobre, pero plagados de ideales)...

Querid@s amig@s...

MIL ABRAZOS PARA USTEDES Y LOS SUYOS HOY Y EL PERÍODO QUE SE INICIA EN POCOS HORAS MÁS (y como dicen en el Sur, si alguien pregunta por mí denle mis saludos, si no lo hacen no le digan ni una &%/%/)

Para ustedes y para mi familia el siguiente cogollito:

se va un año donde gané una familia y estabilidad,
cumplí algunos sueños
y generé otros no menos importantes,
pero, a pesar de todo, hay deudas en mi vida:
le debo una mirada al microbús que acaba de partir
una tarde llena de calor
(contigo incluida)...

me debo la paciencia
del que medita en posición flor de loto…
te debo (a ti, amada)
las noches y los días de las caricias eternas
(como aquellas que nos brindáramos
en esa época en que tú jugabas
a conquistarme permanentemente).

te debo, oh vida, un abrazo eterno
y mil gracias por otra vuelta de tuerca…
te debo, muerte, un abrazo cínico y un escupitajo
en la cara por haberte hecho presente tantas veces
(igual se agradece UNA sola de tus visitas)…
no me olvido, Divino Anticristo,
de los doscientos pesos que te debo.

(como se puede deducir, soy un deudor crónico)

todavía hay más:
te debo, sol, las no gracias por atormentarme
por estos días…
me debo un saludo por el primer año del blog
(que pasó inadvertido hasta para mí)…
me debo la fuerza y el ahínco
para seguir realizando este y otros proyectos

cualquiera de estos giros de la vida
pago con creces mis deudas
si la existencia y su rodar me lo permiten
(no hablaré de lo que siento se me adeuda,
porque cada uno sabe cuánto calza
y, por último,
porque para eso están las fe de erratas)


0 Comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

Vínculos a esta publicación:

Crear un vínculo

<< Página Principal

ecoestadistica.com