lunes, octubre 29, 2007

SANTIAGO EN 400 PALABRAS…

Estos son los trabajos presentados en esta versión del concurso “Santiago en 100 palabras” y son entregados para el escarnio público, ya que nuevamente no salí nominado en la selección del jurado. En verdad participo en el concurso porque años atrás aprendí que es un desafío el escribir historias cortas…

Si alguien quiere dar su opinión puede dejarla en este espacio o enviarla por correo electrónico y si quieren conocer los cuentos finalistas pueden pinchar acá

Los trabajos presentados por el suscrito y que no se encuentran en el link son:

- Viento
- Alegría
- Te vi
- Vuelos

El tema musical de esta oportunidad es “Por el Boulevard de Los Sueños Rotos” en aquellos tiempos en que Joaquín, menos que ahora, quería llegar a ser superstar...





VIENTO

El viento hace estragos en el pelo de la joven que sueña con posar en el mirador de la Torre ENTEL, pero con los pies bien puestos en la tierra ofrece flores a los comensales de un restaurante en el barrio Bellavista (mientras el viento hace estragos en su pelo suelto).

Alguna vez su “marido” le tomará fotos en el Parque Forestal, con una cámara digital robada quién sabe a quién en el Paseo Ahumada (ella llevará el pelo tomado para que no la despeine el viento).





ALEGRÍA

Nadie podría describir la alegría que sintió cuando en un baño de la calle San Diego descubrió que podía leer, con su cabeza totalmente derecha, el rayado (ese que decía “endereza la cabeza h…”).

Pero la sonrisa se le borró cuando leyó el rayado de la calle Pío Nono (ese que decía “p… pal que lee)




TE VI…

Te vi en el segundo carro del metro de la siete cinco p.m.

No fui capaz de hablarte, sólo te mire desde el grupo de personas que viajan a esa hora, pero quería que tú me vieras…

Te bajaste y yo seguí de largo hasta la Estación San Pablo…

Pensé en enviarte un mail o un mensaje de texto, pero no fui capaz y antes de que fuera tarde te escribo estas líneas sentado en el sector wi fi de la Estación Baquedano…





VUELOS

Desde la altura que me proporciona la terraza del cerro Santa Lucía miro la ciudad y contradiciendo a mi siquiatra emprendo la carrera y me lanzo en un planeo suave, sin aleteos, y recorro la ciudad y veo nuestra casa y nuestros pasos aún marcados en el cemento fresco de la plaza de mi niñez.

Al atardecer vuelvo al lugar de donde provengo y regreso a casa saludándote con un beso y contándote de lo agotador que estuvo el día en la oficina.

Me acuesto y sueño que estoy en la cumbre del San Cristóbal.

1 Comentarios:

Anonymous Anónimo dijo...

mire compadrito, no le puedo negar que me gustaron los cuentos, sobretodo alegria, pero que se le va hacer asi no mas es la vida, y cuando se tiene el alma de escritor se debe perseverar. Le cuento un secreto cuando existia la radio humbral, se acuerda, yo participaba todos los años en el concurso de poesia, y al igual que a usted, nunca fui seleccionado pero participe en todos.
La perseverancia y la constacia (quizas sean sinonimos) a uno le llenan el alma.
Un abrazo gigante

Jose muñoz

11:00 p.m.  

Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]

Vínculos a esta publicación:

Crear un vínculo

<< Página Principal

ecoestadistica.com